Disco SSD

Discos SSD – La nueva generación

Discos sólidos, la nueva generación

Disco SSD
A mi juicio el disco duro de los ordenadores era el dispositivo al que más falta le hacía evolucionar y el que ha tardado más en hacerlo.

Seguro que no os preguntáis el por qué de esa evolución tan necesaria, pero si sois de los que os lo preguntáis, allá voy.

El disco duro es el elemento más lento de todo el ordenador. El más lento si, por tanto gracias (o por culpa) de este dispositivo, nos encontrábamos siempre con un cuello de botella que hace que nuestros ordenadores terminen siento lentos, aunque tengamos mucha memoria, aunque nuestro procesador sea el mejor, siempre acababan los datos en este cuello de botella.

Es como conducir por una autopista de 7 carriles y de repente llegar a un puente donde solo hay dos carriles, por muchos carriles que tuviera nuestra autopista, siempre al llegar al puente de dos carriles, todo se tiene que detener.

Los discos duros, hasta la aparición de los SSD, son los únicos dispositivos mecánicos (sin contar con los ventiladores de refrigeración) que hay en nuestro PC. Las mecánicas son lo que son y de degradan con el uso, queramos o no. Imaginar un coche, el mejor del mundo, al que ponéis a dar vueltas por la ronda de circunvalación de vuestra ciudad, sin parar, tarde o temprano comenzará a desgastarse y empezará a dar problemas, incluso a ir más lento.

Por eso mismo era una evolución necesaria que los discos dejasen de ser mecánicos algún día y por fin tuviéramos unos dispositivos totalmente electrónicos.

¿Qué es realmente un SSD?

Pues no es más que memorias de alta capacidad, que son capaces de almacenar datos, aun cuando estos dejen de recibir alimentación eléctrica.

Por tanto el acceso a datos es mucho más rápido, no se necesita mayor alimentación, al no tener piezas móviles (muy a tener en cuenta para los portátiles) y tampoco se degradan por desgaste mecánico.

Pero no todo es chocolate y felicidad. Ahora veremos los inconvenientes, ya que este tipo de dispositivos también se degrada con el uso y para evitar que se degraden de forma rápida, debemos tener en cuenta muchas consideraciones antes y después de instalar nuestro sistema operativo.

Indicar que actualmente existen tres tipos de dispositivos SSD:
-SLC (single Level Cell) Estos discos almacenan 1 bit en cada celda, poseen un menor desgaste, por lo que son más fiables, pero también más caros.
-MLC (Multi Level Cell) almacenan 4 estados en cada celda y son algo más económicos.
-TLC (Triple Level Cell) almacenan 8 estados en cada celda, son los más baratos, pero mucho menos fiables y por tanto menos duraderos.

Por tanto, una vez que sabemos que son, que tipos hay y hemos elegido que disco vamos a comprar, viene la segunda parte, configurar correctamente la BIOS de nuestro equipo y nuestro sistema operativo, para evitar la degradación de nuestro disco.

Antes de hacer nada, y una vez instalado nuestro disco SSD, debemos entrar en la BIOS y habilitar el AHCI en el comportamiento del disco duro. Cada BIOS es diferente, por tanto poner un pantallazo de donde estaría, sería liar demasiado la cosa, pero no es complicado, debéis ir a dispositivos y luego buscar un poco por la zona de discos duros. No es complicado.

Una vez que hemos terminado de instalar nuestro sistema operativo en el disco sólido, deberíamos hacer unos pequeños cambios. Pero ¡Ojo! Son recomendaciones que en muchos casos (por ejemplo en mi caso) ha habido una que no me ha interesado hacer. Aclarar que todas las imágenes y guías acerca de como llegar, estan basadas en el montaje de un disco SSD sobre Windows 8.1.

Vamos allá:

Desactivar las desfragmentación automática

Nos vamos al disco duro, botón derecho propiedades -> Pestaña herramientas -> Botón optimizar -> En el nuevo cuadro de dialogo buscamos el botón “Cambiar configuración”.

En la ventana que se nos abre debemos desmarcar la opción “Ejecución programada (recomendado).

Los discos SSD no necesitan ser desfragmentados. Si no sabes el por qué, lo siento, busca en wikypedia y luego le echas un poco de imaginación.

desfragmentacion automatica

Desactivar la desfragmentación automática

Desactivar la Indexación

La indexación del disco duro es algo que apareció relativamente hace poco tiempo, creo que venía ya incluido en Windows XP, pero que los anteriores no lo tenían. Se supone que si el sistema operativo creaba un gran índice de la localización de cada fichero dentro del disco duro, los accesos serían más rápidos, pero lo cierto es que yo creo que no servía de mucho.

Bueno, como en el caso anterior, esto ya no es necesario, así que lo desactivamos de dos formas:

Primero nos vamos de nuevo al disco duro -> botón derecho -> propiedades. Ahí mismo encontramos una opción que dice “permitir que los archivos de esta unidad tengan el contenido indizado…. bla bla” pues lo desmarcamos.

Indexación del disco duro

Primera forma de desactivar la indexación

Lo siguiente que haremos será ir al panel de control -> herramientas administrativas -> servicios. Se nos abre una consola con todos los servicios del sistema operativo. Debemos buscar uno llamado “Windows Search”. Le damos doble click y en la venta que nos muestra, debemos cambiar el tipo de inicio a manual y después pulsamos el botón de “detener”.

servicio windows search

Detener servicio windows search

Desactivar memoria virtual

Esta opción lo que hace es comenzar a usar parte de nuestro disco duro, como memoria RAM, cuando la memoria RAM está llena. No es conveniente que está opción se use sobre un disco SSD, porque lo que hará será degradar el disco. Por tanto es conveniente que la desactivemos.

Para ello iremos al panel de control -> sistema -> configuración avanzada del sistema -> Pestaña opciones avanzadas -> En la sección “Rendimiento” pulsamos el botón “configuración”. En el nuevo cuadro de dialogo, pestaña opciones avanzadas -> sección “memoria virtual” pulsamos el botón “cambiar”.

En el nuevo cuadro de dialogo debemos primero desmarcar la opción “Administrar automáticamente el tamaño… bla bla bla” y una vez desmarcado, podremos marcar una opción un poco más abajo que dice “sin archivo de paginación”.

memoria virtual

Desactivar la memoria virtual

Desactivar la hibernación

Bueno, realmente esta es una opción que la la podemos dejar a decisión del usuario. Yo en mi caso no la he desactivado. Porque me gusta usar la hibernación del equipo. Pero se recomienda sobre toda para ahorrar espacio del disco, ya que al ser discos de poca capacidad si la hibernación no es algo que usemos, es cierto que reserva una parte del espacio en disco si la tenemos activada.

Para desactivar la hibernación, debemos abrir una ventana de línea de comandos y escribir lo siguiente:
powercfg –h off

Desactivar Superfetch

Superfetch y Prefetch son unos inventos de Microsoft, que lo que hacen es ir aprendiendo que programas sueles usar más a menudo, de forma que van creando una especia de base de datos, para precargar en memoria esos programas que el sistema ha detectado que usas a menudo y que de ese modo cuando tú los vayas a lanzar, se carguen más rápidos. Que cucos son, asi da la sensación de que va como una moto, pero en realidad es que estaban consumiendo en segundo plano recursos de nuestro sistema operativo.

Como con los discos SSD la velocidad de acceso a datos es tan rápido, no necesitamos que este servicio nos esté haciendo consumir recursos de nuestro sistema innecesariamente, así que fuera.

Nos vamos al panel de control -> herramientas administrativas -> servicios -> Buscamos el servicio llamado Superfetch y como en el caso anterior, cuando desactivamos un servicio, le damos doble clic y lo marcamos como tipo de inicio manual y lo paramos.

superfetch

Detener servicio superfetch

Activar TRIM

De todas las cosas que hemos dicho que hay que hacer, esta es la más importante. Si activamos TRIM, cada vez que borremos algo, un archivo, un programa, TRIM se encargará de eliminarlo realmente de la celda de nuestro SSD. Si no lo tuviéramos activado, lo que haría sería marcar esa celda como “no usada” pero los datos seguirían estando ahí. Si no activamos esta opción, la vida útil de nuestro disco se iría degradando más rápidamente, hasta reducirse su velocidad, cosa que no queremos.

Para comprobar si lo tenemos o no activo, debemos abrir una ventana de línea de comandos en modo administrador y escribir lo siguiente:
fsutil behavior query disabledeletenotify

Si se nos devuelve un 0, entonces será señal de que TRIM estaba activado. De lo contrario debemos activarlo, para ello escribiremos en la misma ventana de comandos lo siguiente:
fsutil behavior set disabledeletenotify 0

Y ya está. Con estos pequeños retoques, haremos que la vida útil de nuestro disco duro SSD se prolongue por más tiempo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoración aún)
Loading...Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>